noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Ansu Fati da el gran salto en el primer atracón de Koeman

Pin Ansu Fati lidera el primer atracón de Koeman. EFE
Ansu Fati lidera el primer atracón de Koeman. EFE

Ansu Fati da el gran salto en el primer atracón de Koeman

Ansu Fati lideró la goleada del Barcelona ante un desaparecido Villarreal. En solo 20 minutos, el jugador de solo 17 años ya había marcado dos goles y, poco después, provocó el penalti que Messi transformó en el 3-0. Pau, en propia puerta, selló la goleada antes del descanso. Sobró el segundo tiempo.

Los famosos trenes, esos que muchos dicen que pasan solo una vez, se han de coger a la hora adecuada. Ni antes ni después. Solo nos podremos subir justo en el momento en el que paren y, además, lo hagan en nuestra estación.

Así podría explicarse el gran salto que dio Ansu Fati ante el Villarreal. El paso adelante que siempre se le pide a los jóvenes para pasar de promeras o buenos jugadores a 'cracks'. Y si ya lo hizo con la Selección recientemente, más aún lo bordó en el debut del Barça de Koeman.

El primer capítulo y las circunstancias coincidían con la estación y la hora del billete de Ansu. Y Fati no solo se subió al vagón, sino que echó al maquinista y se autoproclamó el conductor de este nuevo proyecto. Y eso que no puede tener aún ni carné de conducir a sus 17 años.

Empezó el partido con el ritmo que quiso el Barça. Y no fue demasiado alto. El control, total ante un Emery que sigue sin cogerle el pulso al Camp Nou. Pero el lento dominio del equipo local fue adornado en apenas 19 minutos con el doblete de la nueva sensación 'culé'.

A los 15 minutos, Jordi Alba exploró una de sus primeras veces lo que sería una autovía en una noche de lunes para el '18'. Sin apenas resistencia durante los 90 minutos, el lateral se hizo dueño de un carril que albergó la jugada del primer tanto. Alba apuró línea de fondo, miró atrás y vio a Ansu. Este, de primeras con el interior, mandó la bola al fondo de la red.

Menos de cinco minutos tardó el delantero en aclarar que no se bajaba en la siguiente estación. Que seguía a los mandos. La vía ahora no fue la izquierda, sino el centro. Coutinho vio al '22' desmarcado y le dio el balón para que se lo encontrase al entrar en el área. Con la tranquilidad de un veterano, definió por bajo ante el meta del Villarreal y puso el 2-0.

Messi empezó a aparecer tras la exhibición de su compañero. Leo, algo intermitente en los 90 minutos, se topó con un defensa en el área tras una llegada de Ansu Fati, poco antes de que Alba forzase a Asenjo a una buena parada tras un remate a quemarropa.

Crónica Barcelona-Villarreal LaLiga Ansu Fati

El dominio era total de un Barcelona que volvió a agarrarse a su joven ilusión para aumentar el marcador. Mario Gaspar derribó al '22' en el área y el árbitro no lo dudó. Penalti. Le dejó el balón a un Messi que exhibió galones y transformó la pena máxima con un remate más efectivo que bueno.

La goleada la completó Pau Torres antes del descanso, aunque él no quería. Tras otra buena intervención de Asenjo, que fue de lo poco salvable de los castellonenses, el central mandó a su propia portería un centro de Messi que buscaba a Busquets en el área. El Barça no necesitaba regalos, pero cuando la racha está de cara...

Una segunda parte de estrenos y Kubo

Ahí pudo acabar un partido al que le sobró en el marcador la segunda parte. No a Koeman, que afianzó su estilo y dio minutos a varios debutantes. El Villarreal se fue a vestuarios sin tirar, algo que no lograría hasta mucho más adelante.

Emery cortó la hemorragia con la entrada de Iborra y Trigueros, aunque más que la presión del algodón importó la menor ansiedad de la sangre por salir.

Griezmann, hasta ahora desaparecido, tuvo su única aparición en el 55' con un tiro que taponó la defensa, en unos minutos en el que los visitantes, al menos, pisaban campo contrario.

Crónica Barcelona-Villarreal LaLiga Ansu Fati

Gerard Moreno firmó el primer disparo de los suyos, a las manos de Neto, y los minutos pasaron entre intentos honrosos del Villarreal, paradas de Asenjo y cambios interesantes. Tres en el Barça y uno en los amarillos.

Pedri, primero, y Pjanic y Trincao, nueve minutos después, sumaron sus primeros minutos en Liga. Pjanic tuvo una falta que lanzó ligeramente alta, mientras que Pedri y Trincao pisaron área sin mayor consecuencia más allá de algún disparo rechazado por defensas rivales.

La entrada de Kubo le dio al Villarreal la energía, llegada y calidad que no mostró en ningún momento. Por la derecha, el japonés probó a Neto, con buena parada del portero, y agitó un ataque hasta entonces muerto.

El partido murió con una doble parada de Asenjo ante Trincao y Messi para reafirmarse en el mejor de los suyos.

El 4-0 final deja a un Barcelona con nuevas ilusiones, viejas glorias que, aun andando, son desequilibrantes, y un proyecto que empieza con la mejor de las piedras. En cambio, la ambición veraniega del Villarreal se frena con una imagen que deberá ser muy distinta para alcanzar las cotas deseadas.

Carlos Torregrosa

Carlos Torregrosa

noticias 3,669 RANK 13
lecturas 34M RANK 9
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook