noscript image

"Dios creó a Robinho", pero se olvidó de cuidarlo

Pin La historia del brasileño en el fútbol. AS
La historia del brasileño en el fútbol. AS

"Dios creó a Robinho", pero se olvidó de cuidarlo

El jugador brasileño vive el peor momento de su vida tras ser condenado a nuevo años de cárcel por la violación en grupo a una joven en Milán. De poder ser una leyenda del fútbol ha pasado al más puro ostracismo. Y, ¿a prisión?

28 de agoto de 2005. Robinho debutaba con el Real Madrid en el Ramón de Carranza dejando a todos impresionados. Fintas, regates, bicicletas... su increíble repertorio acaparó la atención de todos los medios. "Ha nacido una estrella", aseguraba en su portada la revista 'World Soccer'.

Y rápidamente empezaron las comparaciones. Algunos incluso se atravieron a decir que podía ser 'el nuevo Pelé', una exageración teniendo en cuenta que sólo había jugado un partido con la camiseta blanco. Y, como no podía ser de otra manera, con Messi.

Pero poco a poco aquella magia se apagó. En buena medida porque Fabio Capello, técnico del conjunto blanco, apostaba por un fútbol radicalmente opuesto al que mejor le venía al habilidoso jugador brasileño.

Tanto fue así que Robinho decidió poner fin, de forma sorpresiva, su etapa en Madrid. Quería ir al Chelsea, pero finalmente fue el Manchester City el que apostó por él, pagando 43 millones por sus servicios.

En la Premier tampoco encontró su sitio. "Corre, hace bicicletas y luego... nada", el jugador triatlón llegaron a bautizarle. En 2010, el club 'citizen' lo cedió al Santos para intentar relanzar su carrera, pero nunca más volvería a volar alto.

Pasó por el Milán, donde mostró su ya famosa irregularidad, para regresar otra vez cedido al Santos. Fue a la Superliga China una temporada y volvió a Brasil para enfundarse la camiseta de Atlético Mineiro, club en el que actualmente milita.

Ahora, aquel jugador que maravilló a los madridistas y a todo el fútbol español, podría afrontar una durísima pena de cárcel por violación y entrar en un pozo muy difícil de salir. Y sí, "Dios creó a Robinho", pero se olvidó de cuidarlo. 

Antonio M. García

Antonio M. García

noticias 4,323 RANK 5
lecturas 40M RANK 8
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook