noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Los idiomas del gol

Pin Análisis de 375.170 goles en 34 ligas. ProFootballDB
Análisis de 375.170 goles en 34 ligas. ProFootballDB

Los idiomas del gol

¿Qué países aportan más anotadores en las ligas europeas? ¿Cuál es la nacionalidad más prolífica fuera de su campeonato propio? Este estudio del laboratorio ProFootballDB responde algunas de esas preguntas. Brasil sigue poseyendo la gran denominación de origen del gol y España se ha convertido en la dominadora de las grandes competiciones en el 'Viejo Continente'.

El último reto de ProFootballDB (a partir de mañana ya el penúltimo) ha sido estudiar los diferentes idiomas del gol en el fútbol europeo. Un arduo trabajo de laboratorio entre las 34 principales ligas continentales segmentado en cuatro puntos de vista: la temporada actual (a fecha 1 de julio, incluido este día), el último lustro, las últimas diez campañas, contando la presente, y el Siglo XXI. Una manera de comprobar si lo que tenemos en nuestro imaginario se corresponde con la realidad.

Ponemos el foco en la campaña 19-20 tras revisar 6.275 encuentros y 16.559 goles, que nos han dejado la aportación de 5.376 jugadores diferentes y 127 nacionalidades.

La primera de nuestras conclusiones conecta con una verdad que desde pequeños nos enseña el fútbol: el gol es cosa de los brasileños. Han marcado 766 tantos, el 4,63% de la muestra estudiada. A partir de aquí, las sorpresas nos van invadiendo. De hecho, el siguiente país que ponemos sobre la mesa, y alguno se frotará los ojos, es el de Serbia, el segundo de marras (749 tantos, un 4,52%) y el que aporta más futbolistas diferentes (268, por los 248 de Brasil). El 4,48% de España cierra el podio. Ahora bien, filtramos esta selección para obtener una aproximación más real a cómo se exporta el gol en cada liga.

Para ello, reordenamos la tabla quitando los tantos de la misma nacionalidad de la liga de turno y nos queda otra visión más fidedigna. De hecho, el 72,03% de los goles de la Liga Serbia son de jugadores nativos (está entre las cinco primeras en ese sentido). Por supuesto, Brasil sigue siendo la primera con 766 dianas, aunque con mayor cuota de protagonismo (sube al 9,1%). Pero ahora aparecen los croatas como los que más aportan fuera de su país merced a 378 tantos y un porcentaje del 4,49%. Francia, tercera, se queda muy cerca: 365 dianas, un 4,34%. Argentina es cuarta y España, la quinta.

Echando un vistazo a los últimos cinco años, Brasil repite liderazgo (9,29%, 4.656 goles), seguida de Francia (4,27%, 2.138), Argentina (4,19%, 2.099), Croacia (3,81%, 1.908) y Serbia (3,7%, 1.855). Logrado este mapa global, le metemos al bisturí a las grandes ligas, las que marcan el paso en el continente.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa

Y ello nos deja la española como la nacionalidad más prolífica, tanto esta temporada (528 tantos, 12,86%) como en el último lustro (3.034, 12,89%) y la última década (5.986, 12,58%). Francia siempre ha sido la segunda e Inglaterra la quinta, mientras que este año Alemania ha arrebatado a Italia su habitual tercer lugar. En cuanto a los no europeos, Argentina le quita el dominio a Brasil en las ligas ‘top’ en todo lo que llevamos de siglo (siete más en la actual campaña). Aunque no ha sido el único, el 'factor Messi' se ha dejado sentir. Salvo en la Bundesliga, en todas ha habido un argentino destacado entre los máximos anotadores (Agüero, Icardi y Lautaro).

Si le ponemos nombres propios a la mejor aportación de cada país fuera de su liga en lo que va de curso, encontramos al polaco Robert Lewandowski, el gran goleador de esta temporada, en el número 1 gracias a sus 34 tantos. Le sigue Erling Haaland, con 29 repartidos entre el Salzburgo y el Borussia Dortmund. Cristiano Ronaldo es tercero (24) y se da el gusto de figurar por encima de Leo Messi, que le sucede con 22 (empatado con el francés del Celtic Edouard).

Obviamente, huelga decir cuál es la nacionalidad dominante entres los países no europeos que aportan más gol. Aquí lo más relevante estriba en la diferencia que Brasil marca sobre los demás: su 21,09% casi triplica la aportación Argentina (8,18%) y la nigeriana (7,55%). Senegal (5,42%) y Ghana (4,32%) completan el ‘top 5’. Los diez primeros se completan con más países africanos (Costa de Marfil, Marruecos y Camerún) y sudamericanos (Colombia y Uruguay).


Al fin profetas en su tierra

Hasta la Ley Bosman del 95, las tres plazas de extracomunitarios en el campo llevaban a los clubes a apostar por el género extranjero para asegurar el gol. El Siglo XXI cambió nuestro fútbol: además de democratizar nacionalidades, cada vez más fueron surgiendo grandes perfiles de delanteros y hombres gol. En la actualidad, vivimos una época de esplendor.

Hablamos de la Liga en la que el gol nacional tiene más peso entre las cinco grandes. Un 56,57% de los mismos por el 47,28% de Francia, el 36,46% de Italia, el 36,13% de Alemania y el 33,37% de Inglaterra. De hecho, este año está siendo el más prolífico de todos: la aportación patria ha subido las seis puntos respecto al último lustro (50,35%) y siete mirando diez años atrás (49,55%). No llama tanto la atención el número de tantos, 452 (del total de 799), como que haya 142 jugadores españoles diferentes que hayan anotado al menos una vez en los 327 encuentros ligueros estudiados. 

Viviendo bajo la tiranía de Leo Messi y Cristiano Ronaldo en las últimas diez temporadas (solo Luis Suárez rompió esa tendencia proclamándose ‘Pichichi’ en la campaña 15-16), el jugador español ha estado lejos de acabar como máximo goleador. Dani Güiza, en el curso 07-08, fue el último en lograrlo (con 27 dianas). Sin embargo, en la actual tabla de realizadores hasta diez jugadores aparecen con dobles dígitos de goles; 9 de los 15 primeros son nacionales. 

La argentina es la gran nacionalidad de adopción de LaLiga, así ha ocurrido desde que comenzó el siglo. Actualmente produce el 7,51% de los tantos en la competición. No habría sido así sin Messi, seis veces ‘Pichichi’ y ahora camino del séptimo, pero hay vida más allá de él. Este año está siendo Ocampos  el que le acompaña en esa faceta (y el Chimy Ávila hasta que se lesionó de gravedad), pero ahí quedan los ejemplos históricos de Diego Milito, Kun Agüero, Higuaín, Riquelme, Saviola, Maxi Rodríguez o Aimar.

Salvo algunos de los casos referidos, ha sido más la presencia continua de argentinos fichados para posiciones de ataque y centro del campo la que la ha mantenido siempre como la nación extranjera más fiable de cara a puerta. Brasil, Francia y Uruguay completan el mapa de los cinco primeros en la actualidad, tónica que solo se rompió computando las últimas diez temporadas, en las que Portugal arrebató a los charrúas el mérito del quinto puesto. Tipos como Benzema, Griezmann, Luis Suárez, Diego Forlán, Neymar o Diego Costa han consolidado en los últimos años la tendencia histórica del siglo. Que Portugal se cuele en el ranking de las últimas diez temporadas lo porfía todo a un nombre: Cristiano Ronaldo y su bestial aportación al Real Madrid. La Liga Española es, además, la liga ‘top’ con más tantos en este siglo. 19.385 celebraciones; las 18.865 de la Premier son las que más se acercan.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


No tan 'Spanish Premier'

El futbolista local gobierna los primeros puestos, aunque en un porcentaje sensiblemente inferior al de otras ligas. Es curioso su menor impacto, siendo la Premier una liga muy endogámica que exporta pocos ingleses hacia campeonatos foráneos. Impacta el papel de los españoles, senda que se convirtió en autopista cuando Fernando Torres se hizo rey del gol en Anfield. La Premier se ha ido sacudiendo la etiqueta de ‘spanish’ (adviertan los datos del curso 19-20 y el último lustro) y ha ido ganando en multiculturalidad por el aumento del poder adquisitivo de los clubes y la apertura de nuevos mercados, aunque la segunda nacionalidad que más goles ha surtido en la década es la española.

Francia, por su parte, cuenta con un cupo creciente y sostenido: Pogba, Lacazette, Martial… La influencia sudamericana se deja sentir con Brasil. Argentina asoma en el histórico de las diez últimas campañas.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Lazos franco-germanos

El futbolista francés siempre ha encontrado buena acogida en Alemania. Por cercanía y por adaptación, suelen encajar mejor en muchos casos. De ahí que a nivel goleador sea la segunda nacionalidad que más aporta en la Bundesliga. En los últimos años se están viendo cada vez más casos que apuestan por el trampolín que supone la competición germana en cuanto a oportunidades y escaparate. El RB Leipzig, bajo las alas de Red Bull, es gran exponente en la captación de este talento.

Austria y Polonia son otros nichos históricos a los que suele acudir el club medio alemán en busca del gol. Más recientemente se está destapando Países Bajos entre los principales surtidores de la suerte definitiva. Esta temporada se ha puesto incluso a la altura del fútbol francés y muy cerca de asentarse como la segunda potencia goleadora de la Bundesliga. En los últimos diez años sí lo es.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


El peso del colonialismo en el gol

El gol francés ha ganado trascendencia en la 19-20 respecto a otros años. Francia siempre ha gozado de gran producto local y la victoria en el Mundial de Rusia ha tenido una evidente repercusión, tanto a nivel doméstico como internacional. El peso de la historia es palpable en el gol que gobierna en la Ligue 1: los mercados africanos presentan un fortísimo arraigo debido al espíritu colonizador de Francia. Senegaleses, costamarfileños, argelinos... En todos los rankings, como mínimo aparecen dos países africanos con ascendencia en el gol que se marca en el principal campeonato francés.

Brasil y Argentina exhiben porcentajes de penetración en la línea de lo que ocurre en otros campeonatos ‘top’ de Europa, a diferencia la Bundesliga, netamente europea. No es la Ligue 1 la liga más anotadora del continente, también a causa de su prematura cancelación en el vigente curso debido al COVID-19.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


De Italia a Argentina y viceversa

Italia ha sido, históricamente, el país que más y mejor ha acogido al talento argentino. Las facilidades para obtener la doble nacionalidad por la emigración y la adaptación cultural facilitan mucho que la Serie A sea el principal puerto de aterrizaje del talento de este país sudamericano. Brasil y España siempre han estado presentes en la última década, pero han ido perdiendo fuelle con los años, hasta el punto de que hoy día ninguna de las dos nacionalidades asoma entre las cinco más goleadoras.

El mercado belga tiene cada vez más presencia en Italia, mientras que Colombia y Portugal se han asentado por diferentes motivos y desbancando a españoles y brasileños. El propio gol italiano también ha ido perdiendo protagonismo de la mano del decrecimiento de la calidad (el no pase a Rusia, fracaso histórico), pese a ser el más preponderante con diferencia y con referencias actuales como Immobile.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


La evolución del gol doméstico

El gol español ha ido ganando cuota de poder a todos los niveles, pero en LaLiga ha crecido de forma exponencial. No solo es un gol exportado (con especial éxito en las Islas Británicas), sino que el campeonato español tira de producto nacional. Inglaterra se mantiene en sus márgenes históricos, mientras que en Italia el bajón ofensivo del jugador local llega a ser preocupante. Se puede decir abiertamente que los italianos marcan menos goles en su propio país, la rebaja supera el 15% a lo largo del Siglo XXI. La lectura es doble: los clubes buscan el gol en el extranjero y el futbolista transalpino no gobierna como antaño (¿motivo de la no clasificación para el Mundial?). En Bundesliga se aprecia otra bajada, aunque no muy sensible. En Francia, como España, manda el goleador doméstico.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Polonia y Grecia adoptan españoles

Cel y γκολ. Una en polaco, la otra en griego, significan gol. Términos con los que los artilleros españoles se están familiarizando en los últimos años. No en vano, hablamos de las dos competiciones europeas con más relevancia de los goleadores importados desde España. La competición con más gol español, LaLiga aparte, es la polaca. La Ekstraklasa ha encontrado una manera de crecer con un biotipo muy evidente: futbolistas de Segunda B que no terminaron de dar el salto desde filiales o hartos de sueldos mediocres e inestabilidad en los pagos. La 19-20 comenzó con 22 españoles repartidos en 11 de los 16 equipos. Esto nos da un boceto de cuánto se confía en el género hispano. A fecha de este estudio, cinco de los once primeros goleadores son españoles: Jorge Félix (Piast Gliwice), Igor Angulo (Górnik Zabrze), Jesús Imaz (Jagiellonia), Jesús Jiménez (Górnik Zabrze) y Dani Ramírez (Lech Poznan).

Entre ellos, una suma total de 57. Un número importante, aunque hay que añadir 24 repartidos entre otros ocho jugadores más. Entre todos han sido autores de los 81 tantos españoles en la Liga Polaca, un 12,42% del total de los 652 conseguidos en los 264 partidos de la muestra de estudio. Para entenderlo mejor aún: la segunda nacionalidad foránea con más tantos, la portuguesa, suma 31 tantos, el 4,75%. El 83% de los goles españoles en la Ekstraklasa de este siglo (solo existen datos fiables desde la temporada 02/03) han tenido lugar en el último lustro, un total de 309. La eclosión llegó hace dos años, cuando Carlitos se proclamó ‘Pichichi’; el año pasado le tomó el testigo Igor Angulo.

En Grecia hablamos de una presencia más histórica que actual. En lo que va de siglo, el producto español ha ido fluctuando entre la tercera y cuarta nacionalidad más goleadora. Tras 35 tantos entre 14 jugadores, España puede presumir de aglutinar el 6,97% de la Superliga, su pico histórico más alto. 

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa

El Aris, con la apuesta por los Koke, Vitolo, Javito o Felipe Sanchón, fue el primero en decidirse a dar el paso en la primera década de siglo. Ahí fue el principio del cambio; el espaldarazo definitivo lo dio el Olympiacos firmando a Ernesto Valverde, quien logró el doblete doméstico en la campaña 09-10 amparándose en Raúl Bravo y Óscar González. En su segunda etapa en el banquillo del Pireo, la consolidación llegó con los fichajes de Albert Riera, David Fuster, Urko Vera o Moisés Hurtado. 

En la actualidad, el barcelonés Marc Fernández, con seis tantos en el Asteras Tripolis, es el máximo anotador español en la Liga Griega, la cual, por cierto, tiene el dudoso de honor de ser la competición europea con menor aportación goleadora de los jugadores nativos: solo un 23,51%.    

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Portugal, un caso único en Europa

Portugal es el único país europeo en el que la principal fuente goleadora no procede de la misma nacionalidad. Los jugadores brasileños tienen en en esta competición un nicho espectacular y una puerta al fútbol europeo inmejorable. En la última década se han mantenido siempre en segunda posición con altos porcentajes, pero este curso han terminado de dar el salto y se han convertido en la nacionalidad que más goles aporta a la Liga Lusa junto al jugador local (aunque con menos jugadores).

El idioma es un aspecto clave para entender tanto la adaptación como el rendimiento que ofrecen los jugadores brasileños en Portugal. No solo es cuestión de confianza, pues el cartel del futbolista brasileño es similar al resto de Europa. Pero esa cercanía futbolística y cultural entre ambos países genera un contexto y una simbiosis idónea para que el gol en Portugal sea ‘brasileiro’.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Turquía y Bélgica, multinacionales

Turquía es, después de Grecia, el país que más importa el gol en la actualidad, aquel en el que menos dominio tiene el futbolista local, al menos en términos ofensivos. La gama de fichajes en el país otomano es amplia, con especial miras a África. La multiculturalidad se ha apoderado del fútbol turco, como también advierte el porcentaje del resto de tantos. En la Eredivisie ganan los mercados europeos, aunque en el Siglo XXI Marruecos siempre ha tenido su cuota de gol, que ha oscilado del 3 al 5%.

Raíces de otros países también se hunden en Bélgica. Solo hay que ver la amalgama de diferentes orígenes y nacionalidades que es su selección. El gol belga nunca llega al 40% y los países africanos y Francia nunca dejan de generar dianas para este campeonato. En Rusia, la primera potencia extranjera, Brasil, no aparece este año entre los primeros puestos. El jugador ruso lidera el ritmo anotador.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Producto nacional y anglosajón

Es fácil entender cómo en Escocia, desde 2011 tiranizada por el Celtic, el gol anglosajón no tiene por qué proceder particularmente del propio país. Con porcentajes de dianas domésticas más bien bajas, los futbolistas ingleses e irlandeses, en lo que va de siglo; el norirlandés, en la últimas década y lustro; y el galés, en la actualidad, han ganado peso. Australia, con un 2,37% de gol desde el año 2000, y Francia, con un 2,29%, también reclaman su foco. En Ucrania, por su parte, la apuesta es rabiosamente nacional, siendo el país con el segundo mayor porcentaje de gol anotado por los futbolistas locales tras Islandia (cuya muestra es pequeña porque acaba de arrancar). Brasil también ocupa un sitio preponderante en Ucrania, como en Suiza. Los países africanos encuentran acomodo en estos dos campeonatos, así como en Austria, en donde luce Patson Daka, el zambiano que ha recogido el testigo de Haaland.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


La extraña conexión nórdico-africana

En los países nórdicos (Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia) encontramos los torneos con índices más altos de goles locales. A excepción de la danesa, las demás competiciones están recién empezadas, si bien el acumulado histórico de las últimas cinco y diez temporadas, así como el del Siglo XXI, nos deja porcentajes de entre el 50 y el 60% de jugadores oriundos del país donde se juegan (en Islandia entre el 70 y el 77%). El fuerte arraigo, las difíciles temperaturas y la falta de una competición fuerte lo justifica. Además, lo habitual es que sean países de la región escandinava figuren entre los principales goleadores. No obstante, encontramos una curiosa tónica común por inesperada: la importancia de los africanos. Ghana, con 32 tantos (la mitad marcados por dos jugadores del Nordsjaelland), es la nación extranjera que más aporta en Dinamarca. Ha tomado el relevo histórico de Nigeria, que ha ido perdiendo fuelle en los últimos diez años en el torneo noruego.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa

Sin embargo, su prevalencia se mantiene muy arraigada en las penínsulas nórdicas: ha sido el segundo país más anotador del siglo en Finlandia, se ha movido entre la primera y segunda posición en la última década en Noruega y entre la segunda y la tercera en lo que lleva de siglo el fútbol sueco. Taye Taiwo, Leke James o Paul Onuachu son algunos de los responsables de ello. De Gambia, Camerún, Costa de Marfil o Senegal son otros de los goleadores del Continente Negro que se han hecho también su hueco en el norte de Europa. De esa línea se ha desmarcado siempre Islandia, donde el factor común es la presencia de jugadores anglosajones de Inglaterra o Escocia. Brasil vuelve a hacer acto de presencia también en esta región. En este siglo ha sido el país foráneo más goleador tanto de Suecia como de Finlandia (con 694 y 343 goles, respectivamente), y el segundo en Dinamarca (347). Noruega e Islandia no han podido o no han querido apostar por ellos.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Promesas (del gol) del Este

Las ligas menores suelen concentrar bastante producto nacional. Aunque a veces nos encontramos a equipos que apuestan por algunas nacionalidades que funcionan. Lo podemos apreciar en  Europa del Este, que como otras competiciones mira a Sudamérica. Concretamente, a Brasil.

Por ejemplo, la Liga Búlgara se ha aferrado en los últimos años al jugador brasileño. De una manera parecida al Shakhtar Donetsk en Ucrania, la A PFG ha encontrado en ese caladero la manera de ser más competitiva. Especialmente de cara a la Europa League. Gran ejemplo de ellos es el Ludogorets, que en la época reciente incluso fue entrenador por un brasileño. Paradójicamente, el ‘killer’ que más ha destacado fuera del radar de los campeonatos ‘top’ es rumano y juega en el mencionado Ludogorets. Se trata del veterano trotamundos Claudiu Keșerü, con 95 tantos logrados en el último lustro.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa

Levski Sofia o CSKA se han sumado a esa corriente brasileña. De ahí ese 8,06% de goles brasileños en la competición. Rumanía sigue una tendencia similar, pues Brasil es la segunda nación foránea más anotadora (3,58%). Eso sí, por delante están los croatas, que han hecho el 4,12% (23 tantos)  y confirman su pujanza en países con cierta cercanía. En cualquier caso, Eslovaquia (19) y Francia (18) andan muy cerca, por lo que encontramos una buena democratización del gol siempre a la sombra de los rumanos, que copan las seis primeras posiciones de la tabla de anotadores.

En República Checa manda el jugador local. También el eslovaco, que en el pasado integró nación con los checos. Otra vez el peso de la historia. Ni rastro de no europeos, como sí ocurre en Hungría, en donde el serbio y el brasileño han tenido papeles dominantes. En Eslovaquia no hay potencia tiránica. En este siglo, los checos, antes hermanos, aportan más gol que nadie, tras el mercado doméstico, claro.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Croacia es el nuevo régimen

Que Croacia es el segundo exportador de gol tras Brasil en la actualidad y el cuarto en el último lustro se deja sentir en campeonatos anexos. En los Balcanes manda el gol croata, aunque no en el campeonato serbio, que apuesta por el producto local con mucha diferencia sobre el resto. Hay una explicación geopolítica, histórica y de rivalidad en este hecho. En cualquier caso, el gol croata lidera en Croacia, obviamente, es el primer nicho foráneo en Eslovenia con un reseñable 26,05% (10,13% en la década); y también en Bosnia-Herzegovina, con más del 10%. Brasil, Albania, Macedonia, Ghana, Nigeria e Inglaterra poseen cuotas en los campeonatos de estos países. Una rareza palpable en la actualidad: la destacable presencia de las islas del sureste africano Comoras en la Superliga serbia gracias a la aportación atacante de El Fardou Ben, del Estrella Roja y autor de 13 dianas en lo que va de torneo.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


La autarquía del gol y su excepción

Estonia, Israel y Bielorrusia comparten un sistema muy autárquico con respecto al reparto de goles. Cuentan con porcentajes muy amplios de goles locales, lo que indica no solo la importancia del futbolista nacional en estas ligas, sino la escasez de talento exterior al que pueden acceder. Esa teoría se rompe un poco en el caso en Lituania. El porcentaje con respecto a los tres países anteriores se reduce considerablemente, y ganan mucha importancia los goleadores austriacos, franceses y croatas. Tres mercados poco habituales en ligas de este calibre. Para una competición con apenas 6-8 equipos en Primera División, se hace extraño este reparto. Si bien las condiciones económicas pueden jugar un factor clave, un acceso más cómodo al escaparate de una previa de Champions o Europa League también puede resultar una razón de peso para esta curiosa metástasis goleadora.

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Goleadores alejados del foco

Nadie ha marcado más goles que Leo Messi y Cristiano Ronaldo en cualquier tipo de liga europea en lo que va de siglo, pero es interesante conocer cuáles son los anotadores más destacados alejados de los focos de los principales torneos de Europa (es decir, LaLiga, Premier, Serie A, Bundesliga y Ligue 1). En Bulgaria, en el último lustro, ha brillado el veterano rumano Claudiu Keșerü, referencia ofensiva en el Ludogorets búlgaro. El brasileño Jonas, retirado en 2019 como mito del Benfica (antes jugó en el Valencia), anotó 90 goles en 105 encuentros disputados en la Liga NOS en el mismo lapso de tiempo. Ambos comparten la dificultad de marcar la diferencia fuera de sus países de origen, a diferencia de Martin Kamburov, otro jerarca del gol curtido en su Bulgaria natal. Algunos de los citados en la imagen adjunta ahora se encuentran en equipos de ligas principales, caso de De Jong (Sevilla) o Smolov (Celta).

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa


Una pequeña muestra

Este estudio se ha basado en los datos del curso 19-20 en 34 ligas de Europas, agrupadas algunas por regiones como Balcanes, Europa del Este, Nórdicas… Claro que también pone el foco en las cifras que se han registrado en las últimas cinco campañas, últimas diez y Siglo XXI para obtener perspectiva y un mapa más amplio de cómo y dónde proviene el jugador promedio que marca la diferencia en el continente. En total, se han analizado 375.170 goles, lo que da idea de la magnitud del informe. La muestra del curso 19-20 no es para todos igual, ya que hay campeonatos que se disputan en año natural y acaban de comenzar, caso de Finlandia, Suecia, Noruega, Lituania e Islandia. De igual forma, de una decena de ligas menores no se disponen de estadísticas de este siglo (sí de toda la década).

Informe El idioma del gol goles en 34 ligas de Europa

El informe completo, versión PDF

Ismael Touat

Ismael Touat

noticias 4,513 RANK 6
lecturas 50M RANK 4
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook