noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Un homenaje a la altura de Cruyff

Felipe Romero por Felipe Romero @rfutbol - 1 5,350

Pin Un homenaje a la altura de Cruyff. AFP
Un homenaje a la altura de Cruyff. AFP

Un homenaje a la altura de Cruyff

Felipe Romero por Felipe Romero @rfutbol - 1 5,350

Alemania logró un agónico triunfo en el último minuto en su visita a Holanda por 2-3. El conjunto de Ronald Koeman fue superior, pero la pegada germana hizo la diferencia en un partido marcado por el tercer aniversario de la muerte de Johan Cruyff

Desde los prolegómenos, en Ámsterdam se respiraba un ambiente de partido grande. Y no era para menos cuando iban a medirse dos de las mejores selecciones del planeta.

Pese al ambientazo de un Johan Cruyff Arena teñido de naranja y con el recuerdo del 'Flaco' en el aire, Alemania no se amilanó y salió enchufadísima al terreno de juego, pudiendo adelantarse en la primera acción del choque.

Y es que Gnabry, cuando no se había cumplido el segundo minuto de partido, tuvo la primera ocasión clara del partido tras una jugada de Sané por la izquierda, pero su disparo fue repelido por Cillessen.

Sin embargo, Holanda se repuso del susto y comenzó poco a poco a presionar arriba la salida debalón de Alemania, incomodando mucho a los pupilos de Joachim Löw.

La 'Oranje' se iba haciendo con el control del partido, pero justo en sus mejores momentos en este tramo inicial llegó el mazazo de la tetracampeona del mundo.

En el 15', Sané anotaría el 0-1 al culminar una gran jugaza por la izquierda de Schulz y aprovechar un resbalón de De Ligt. El del City definió con la zurda ante un Jasper Cillessen que no pudo hacer nada.

Pese al tanto, Holanda no se vino abajo y en poco tiempo comenzó a generar peligro, con Babel poniendo a prueba en el 25' a un Neuer que salvó el empate.

El combinado de los Países Bajos dominaba de nuevo el partido y en ese momento, otra vez, llegó el segundo golpe de Alemania con un escandaloso gol de Gnabry por la escuadra en el 34'.

El 0-2 fue un golpe casi mortal y solamente Cillessen sostuvo a su equipo hasta el descanso con el 0-2 en el electrónico.

Pero los partidos son muy largos y en el descanso todo cambió. Y es que la segunda parte fue un monólogo neerlandés que comenzó con un tanto de De Ligt en el 48'.

El central del Ajax remató de cabeza un exquisito centro de Memphis y puso un 1-2 que llevó en volandas a sus compañeros y a su afición.

El equipo de Koeman encerró a Alemania, que a duras penas salía de su área, y buscó con ahínco un empate que llegaría en el 63'.

En esta ocasión, Memphis fue el encargado de marcar con un disparo raso a la cepa del poste imposible de detener para un Neuer muy tapado en la acción.

Quedaba  casi media hora por delante y daba la sensación de que el 3-2 caería por su propio peso. Holanda no cesaba de atacar y el miedo se apoderó de una Alemania que tuvo el partido ganado.

Los pupilos de Löw casi no pasaron de su campo en la mayor parte del segundo tiempo y solamente un par de acciones de Sané y Gnabry parecieron llevar algo de peligro.

El partido fue agonizando mientras Holanda buscaba un 3-2 que no llegaba y 'Die Mannschaft' firmaba con sangre el empate... pero el fútbol suele ser caprichoso.

En el último suspiro, el recién entrado Marco Reus agarró la pelota en banda izquierda y, tras una buena acción, puso el balón al corazón del área.

Allí estaba Schulz, que con su pierna diestra mandaba el esférico al fondo de la red y firmaba el final más inesperado de un auténtico partidazo.

Felipe Romero

Felipe Romero

noticias 652 RANK 28
lecturas 4M RANK 25
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook